Un gas maloliente

Gran parte del dióxido de nitrógeno (NO2) que respiramos cada día en Amsterdam lo generamos nosotros mismos. Solo el 1% de este gas de olor desagradable se forma naturalmente; un 80% del NO2 en nuestras calles proviene de vehículos motorizados.

El NO2 está relacionado con una mayor incidencia de problemas respiratorios. Inflama el revestimiento de los pulmones y puede reducir la inmunidad a las infecciones pulmonares, allanando el camino para resfriados, gripe y bronquitis. En personas con asma, puede causar ataques más frecuentes e intensos. Los niños con asma y las personas mayores con enfermedades del corazón tienen mayor riesgo.

¿Cuánto NO₂ es “demasiado NO₂”?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) establece los siguientes límites como seguros para la salud humana:

  • 40 µg/m³ promediados en un año
  • 200 µg/m³ promediados en una hora

En este sitio web hemos elegido representar el límite anual, ya que nos da una buena idea sobre la exposición sostenida que debemos tratar de evitar.

¿Qué muestran estos mapas?

El mapa refleja la concentración de NO2 en el momento seleccionado y con resolución a nivel de calle, basada en datos de sensores oficiales, información meteorológica y algoritmos de asimilación de última generación, desarrollados y validados por el Royal Meteorological Institute of the Netherlands (KNMI).

La primera pestaña muestra la evolución temporal del NO2 para la ubicación que elijas. En la segunda pestaña, “Quiero…”, encontrarás recomendaciones sobre actividades al aire libre y rutas en bici o andando, desde la perspectiva de la calidad del aire.

¿Cómo puedo mejorar la calidad del aire en Amsterdam?

La respuesta es, de hecho, bastante sencilla: evita usar tu coche todo lo que sea posible. Compártelo, utiliza el transporte público, o incluso mejor: coge una bici o camina. No solo contribuirás a una mejor calidad del aire y a una ciudad más habitable — ¡también será beneficioso para tu salud!

¿Cómo les va a otras ciudades?

Compruébalo tú mismo: Barcelona, Madrid.

Créditos

Posprocesamiento de datos, visualización, motor de mapas Tero: Lobelia.

Datos de NO2: producto RETINA de KNMI. Para más información, consulta la web del proyecto AirQast, co-financiado por la Unión Europea. Contiene información modificada de Servicios Copernicus.

EU logo

KNMI logo

Mapa de base, rutas y otros servicios: Mapbox. © Colaboradores de OpenStreetMap.

Hecho con 💚 en Barcelona.
v2.2.0